Estudiar la poesía oral: una ventana hacia la comprensión de la mente

Estudiar la poesía oral puede ayudar a comprender mejorcristobal-pagan-300x450 nuestra mente: la interacción entre hábitos e improvisación, las bases de la creatividad y las claves de la adquisición y el uso del lenguaje. Cristóbal Pagán Cánovas, investigador del Instituto Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra, y Mihailo Antovic, profesor de Lingüística Cognitiva en la Universidad de Niš (Serbia), han desarrollado esta teoría en su nuevo libro, Oral Poetics and Cognitive Science.

El volumen, pionero en la aportación de la poética oral a los estudios lingüísticos y cognitivos, ha sido publicado por De Gruyter, una de las diez mejores editoriales académicas según Scholarly Publishers Indicators.

El punto de partida de ambos investigadores fue un estudio de campo con juglares serbo-croatas. Según los expertos, estos cantantes han mantenido la tradición oral y el estudio de sus poemas y su forma de aprenderlos “nos acerca a los orígenes del arte verbal y, por añadidura, del lenguaje mismo”, afirma Pagán.

“Nos pone en la situación en que el poeta o cantor tiene que desplegar su creatividad sin ayuda de la escritura ni de ninguna otra herramienta externa: tan solo su voz, su cuerpo y, si lo tiene, un instrumento musical. La poesía oral no tiene textos, es decir, no tiene objetos verbales fijados que se puedan leer o aprender de memoria. Es tradición viva y cambiante, multiforme”, añade.

oral-poetics-and-cognitive-scienceDe acuerdo con el experto del proyecto ‘Discurso público’ del ICS, el desafío de la poética oral -recordar e inventar un poema con una métrica según el público- lleva al extremo “las capacidades cognitivas que subyacen a la conversación”, por lo que es más fácil ver cómo funcionan.

La investigación sugiere que “la forma en que las tradiciones orales se aprenden y transmiten constituye un argumento importante a favor de que el lenguaje se adquiere a través de generalizaciones sobre lo que se ha oído”, indica.

Comprender al ser humano a través del discurso

Cristóbal Pagán Cánovas recuerda que el cantor de épica oral “tiene que producir un verso métrico cada pocos segundos mientras va organizando una historia compleja y adaptándola a la actitud que percibe en el público. Imposible hacerlo sin haber interiorizado unos patrones muy bien definidos, y al mismo tiempo flexibles”.

La propuesta de los investigadores argumenta que estas destrezas que utiliza el bardo son, llevadas al extremo, “las mismas que necesita el músico o el actor que improvisa, el orador que da un discurso no memorizado, y en el fondo también las que los hablantes utilizan en cualquier conversación”. Y recalca que “entender cómo somos capaces de estructurar un discurso de manera natural, sobre la marcha, es fundamental para entender lo que somos, porque vivimos a través de esos discursos”.

Pagán y Antovic desarrollaron el trabajo de campo en Serbia gracias a una beca Tandem del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Friburgo (FRIAS) para el curso 2012-2013. Además, organizaron un congreso internacional en el que participaron folkloristas, homeristas, lingüistas y científicos cognitivos. “En él surgieron las ideas de trabajo interdisciplinar que se han publicado en este volumen”, explica Pagán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s