La voz del experto: ¿Por qué fallan las encuestas?

englishversion

El rotundo fracaso de las últimas predicciones electorales en varios países del mundo nos deja perplejos. Como estadístico, mucha gente me pregunta qué es lo que ha pasado. Por eso he decidido escribir unas pocas ideas en el blog del Instituto Cultura y Sociedad.

La verdad es que no tengo una respuesta convincente para explicarlo. Me temo que la estadística se queda corta en este caso. Se me ocurren las siguientes explicaciones, algunas un tanto simples:

  1. las elecciones son días después de que se hayan publicado los últimos resultados, cosa que ocurre unos días después de haber hecho las encuestas. Además la comunicación de los resultados influye en el voto final. Esto, al menos por lo que se refiere a las encuestas hechas por los medios tradicionales.
  1. En lo anterior se supone que se ha hecho un tratamiento adecuado de la planificación, recogida y análisis de los datos, cosa que no siempre ocurre así. Por ejemplo, para minimizar gastos y riesgos se suele hacer un muestreo en zonas o distritos cuyo comportamiento es semejante al de la población, o al menos al de una parte de la población. Esto se sabe por datos históricos. Si la tendencia histórica cambia de repente, los resultados pueden ser catastróficos.
  1. Por tanto los comportamientos históricos quedan invalidados cuando se producen situaciones nuevas, tales como nuevos partidos emergentes o políticos, que rompen la norma
  1. También se suele hacer un tratamiento de la no respuesta, que puede ser elevada y podría encubrir un voto de castigo o un voto útil, entre otras situaciones. A su vez se ha podido contabilizar una abstención efectiva como intención de ir a votar. Todo esto se puede corregir con información histórica, y de nuevo, si cambian las tendencias todo se desmorona de nuevo.
  1. A esto hay que añadir la potencialidad de las nuevas tecnologías para influir en la intención de voto a tiempo real, por ejemplo ofreciendo los mensajes oportunos de un candidato o una opción determinada a cada grupo específico de potenciales votantes
  1. Me resulta difícil creer que el mundo y la mafia de las apuestas pueda tener también su influencia en una deficiente predicción. Es patente el dinero que se mueve en este terreno y del mismo modo que se manipulan competiciones deportivas, podría pensarse en la posibilidad de crear corrientes de opinión en los lugares donde se selecciona la muestra.

En cualquier caso, y como resumen, la capacidad estadística de explicar y predecir fenómenos en los que entra en juego la libertad humana pasa a un terreno muy resbaladizo en el que casi todo es posible.

Autor: Jesús López Fidalgo, director de la Unidad de Estadística

An expert weighs in: Why do surveys fail?

The resounding failure of the last electoral predictions in several countries has left many perplexed. As a statistician, many people ask me what happened. In an attempt to respond, I have decided to write a few lines on the Institute for Culture and Society’s blog.

The truth is that I do not have a completely convincing answer to explain it all. I’m afraid that statistics aren’t enough in this case. I can offer the following, some rather simple, explanations:

  1. Elections occur days after the last survey results have been published, where the survey itself is conducted a few days before that. In addition, communicating the results influences the final vote. This matters at least as far as the surveys conducted through traditional means are concerned.
  1. In the foregoing, it is assumed that planning, collection and data analysis are adequately done, which is not always the case. For example, to minimize costs and risks, sampling is usually done in zones or districts whose behavior is similar to that of the whole population, or at least to a part of the population. This is measured through historical data. If the historical trend changes suddenly, the results can be catastrophic.
  1. Thus, historical behavior is invalidated when new situations arise, such as new emerging parties or politicians who break with the norm.
  1. There is also a protocol for dealing with non-response, which can be high and can conceal a vote of punishment or utility, among other situations. In turn, effective abstention as an intention to vote has been accounted for. All this can be corrected with historical information, and as mentioned, if trends change everything crumbles again.
  1. To all of this, we must add the potential of new technologies to influence voter intention in real time, for example by offering a candidate’s timely messages or a given option to each specific group of potential voters.
  1. I find it hard to believe that the gambling world and mafia can also have their influence on poor prediction. The money that moves in this sector is obvious and just as sports competitions are manipulated, it is possible to imagine the prospect of creating currents of opinion where the selected sample is located.

In any case, and as a summary, the statistical capacity to explain and predict phenomena in which human freedom comes into play passes into very slippery terrain where almost anything is possible.

Autor: Jesús López Fidalgo, director de la Unidad de Estadística

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s